Welink Accountants Welink Accountants
contabilidad-analitica-definicion

Contabilidad analítica: Definición

Welink Accountants

Welink Accountants

¿Qué es la contabilidad analítica?

Si nos vamos a la definición tradicional, la contabilidad analítica es el conjunto de técnicas que se utilizan para conocer la manera en la que se distribuyen los costes e ingresos de una empresa.

 

Es una manera de analizar pormenorizadamente los gastos e ingresos de las distintas partes de una compañía, pudiendo obtener información específica sobre cada línea de negocio, la rentabilidad de un producto o el funcionamiento de un departamento en particular.

Tipos de costes en la contabilidad analítica

Si te interesa comenzar a usar la contabilidad de costes dentro de tu organización, antes de nada debes considerar que no todos los gastos son iguales. Debemos diferenciar siempre entre costes fijos y costes variables. Los primeros son aquellos que no cambian sea cual sea la situación de la empresa, mientras que los segundos están siempre vinculados a la actividad de la empresa.

 

Además, tras analizar pormenorizadamente los distintos tipos de costes, es posible llegar también a establecer unos costes estándar. Lo que permite llevar un control mucho mayor sobre los gastos de la empresa.

Funciones de la contabilidad analítica

Antes de continuar debemos decir que llevar un registro de contabilidad analítica no es obligatorio para ninguna empresa, sin embargo hacerlo nos permite obtener información muy valiosa sobre el negocio.

Podemos resumir su utilidad a grandes de la siguiente manera:

  • Ayuda a tomar decisiones importantes para el negocio al tener datos importantes sobre el estado financiero de la empresa y todos y cada uno de sus componentes.
  • Ayuda a controlar los gastos.
  • Permite ver los resultados de la empresa a nivel general o de una parte del negocio como un producto o servicio.

Aunque en realidad los objetivos por parte de un contable experto en esta materia son mucho más ambiciosos. Lo que se busca al hacer una contabilidad de costes es:

  • Calcular los costes de las distintas partes de la empresa y lo que ofrece.
  • Valorar las existencias de productos o materias primas para poder usarlos en la contabilidad financiera y así determinar precios de venta.
  • Valorar activos para su amortización.
  • Considerar aquellos gastos que puedan convertirse en inmovilizado.
  • Tener en cuenta el valor real de los productos o servicios para el crecimiento de la empresa.
  • Hacer y analizar presupuestos de costes.

Ventajas de la contabilidad de costes

Aplicar la contabilidad analítica en tu empresa puede suponer una gran ventaja frente a la competencia, ya que gracias a esta herramienta es posible:

  • Conocer datos exactos.
  • Obtener información de valor fundamental para la toma de decisiones.
  • Controlar los gastos de la empresa.
  • Mejorar la productividad y rentabilidad de la compañía.

Contabilidad analítica VS contabilidad financiera

Para terminar de explicar qué es la contabilidad analítica y su definición, es interesante hacer una comparativa con la otra contabilidad de la que todo el mundo habla, la contabilidad financiera. En un caso estamos hablando de una contabilidad interna que se lleva a cabo siempre desde un departamento de la empresa, mientras que en el otro es un proceso externo, aunque eso no quiere decir que no estén relacionados.

 

Ambos tipos de contabilidad se alimentan el uno del otro y se complementan para conseguir un control total sobre los números de la empresa. Pero veamos sus principales diferencias:

  • La contabilidad analítica no es obligatoria.
  • No hay una regulación específica sobre la contabilidad de costes.
  • El objetivo de la contabilidad financiera es tener información para terceros, el de la analítica es actuar como un instrumento para la toma de decisiones de la propia empresa.

El hecho de que la contabilidad financiera tenga valor a nivel externo está definido por las exigencias legales y la fiscalidad actual, lo que hace que se trate de un proceso y unos resultados muy estandarizados respecto a los resultados económicos de la empresa. Sin embargo, la contabilidad de costes no se rige por ninguna norma fija, de manera que es en realidad un mero instrumento con el que los empresarios pueden tomar decisiones más acertadas que afecten al desarrollo general de la empresa.

 

En definitiva es una herramienta de gestión que puede determinar el valor de determinados productos e incluso hacer que una línea de la empresa desaparezca.

¿Tienes una asesoría o gestoría?

Únete a Welink Accountants, la primera comunidad que conecta asesorías y gestorías con clientes