Welink Accountants Welink Accountants
¿Merece la pena contratar una asesoría contable siendo autónomo?

¿Merece la pena contratar una asesoría contable siendo autónomo?

Welink Accountants

Welink Accountants

¿Merece la pena contratar una asesoría contable siendo autónomo?

 

Seguramente muchos autónomos o empresarios unipersonales se han hecho esta pregunta alguna vez, y es comprensible, ya que por lo general se mueven con unos márgenes de beneficio muy ajustados, y deben revisar muy bien todos aquellos gastos en los que incurren. 

 

Pero aunque se hayan hecho esta pregunta muy a menudo, muy pocas veces han escuchado un no por respuesta, y si lo han escuchado, vamos a ver que dependiendo de la situación personal cada uno la opción de contratar una asesoría si puede ser la más adecuada. Es importante informarse y asesorarse antes de dar el paso.

 

¿Qué hace en realidad una asesoría contable?

 

Existen muchos mitos asociados a las asesorías y a los profesionales del asesoramiento fiscal y contable, algunos de los más extendidos están relacionados con su precio, con la falta de calidad de su trabajo, e incluso con su aparente "sencillez".

 

Seguramente la mayoría de los que nos hemos dedicado en algún momento de nuestras vidas al asesoramiento de empresas y autónomos, hemos escuchado esta expresión: "Hacer eso te lleva cinco minutos"... Es posible que en algunos casos (muy pocos) sea cierto, pero no siempre hemos tardado cinco minutos en hacerlas. 

 

¿Qué funciones puede realizar un asesor fiscal?

 

Por ejemplo, a la hora de hacer ciertas declaraciones de la renta, presentar declaraciones trimestrales de IVA muy sencillas o introducir asientos en un programa de contabilidad, muchas de esas labores nos pueden resultar rutinarias y mecánicas, pero porque son tareas que hemos realizado durante años, y además nos hemos preparado de forma concienzuda para realizarlas. 

 

Ya sea con una formación universitaria, un ciclo formativo, o un master, los asesores fiscales y contables, hemos adquirido amplios conocimientos que luego hemos puesto en práctica en nuestra labor profesional, y son esos años de experiencia, los que hacen que algunas tareas podamos hacerlas en 5 minutos. 

 

Seguro que más de un asesor ha sentido la tentación de invitar al cliente que ha hecho esa afirmación a intentar hacer por su cuenta y riesgo su declaración de impuestos, pero lógicamente su código deontológico y su profesionalidad, le han llevado a tomar ese comentario del cliente como una broma sin importancia. 

 

Sin embargo, ese tipo de gestiones suelen ser anecdóticas en el día a día de un asesor, ya que llevar el asesoramiento fiscal y contable de un autónomo o empresario individual supone muchas horas de trabajo.

 

Entre otras cosas implica contabilizar cientos de facturas cada trimestre, archivar la documentación, atender las visitas y llamadas de los clientes o llevar a cabo la interlocución con los organismos públicos, labores que de esta forma el autónomo se ahorra porque las delega en su asesoría.

 

¿Cuánto cuesta contratar una asesoría contable?

 

El asesor percibe unos honorarios por sus servicios, y dichos honorarios, se pactan con el cliente, que a menudo se plantea si son excesivos o si no le tendría más cuenta llevar la gestión de su negocio él mismo.

 

Aunque muchos autónomos tienen conocimientos contables y fiscales, es difícil que cuenten con tiempo suficiente para llevar a cabo la gestión diaria de su negocio. Eso se acaba traduciendo en falta de control y de organización; facturas que se pierden, asientos contables incorrectos, declaraciones de impuestos presentadas fuera de plazo, etc.

 

En muchos casos, los 100 o 150 euros mensuales que han ahorrado asumiendo la gestión de su negocio, se convierten en miles de euros de sanciones de hacienda o la seguridad social, por presentar los impuestos o las cuentas anuales de forma incorrecta o fuera de plazo.

 

Por otro lado, dada la gran competencia que hay en el sector de las asesorías, no resulta difícil encontrar profesionales que se adapten a todo tipo de presupuestos, y nos hagan uno a la medida de nuestras necesidades. No es lo mismo un autónomo con 10 facturas al mes que uno con 250, y eso lo tiene en cuenta cualquier asesoría. 100 € al mes para la asesoría, pueden suponer miles de euros menos en sanciones cada año.

Una asesoría ahorra mucho tiempo

 

Dentro de las tareas diarias que se realizan en una asesoría hay muchas que quizá pasan inadvertidas para un cliente. Por ejemplo, contestar a un requerimiento de hacienda con un escrito y aportando documentación puede llevar muchas horas de trabajo. Otro ejemplo, solicitar una subvención implica una importante labor de gestión documental que además se traduce en unos ingresos extra para el cliente con los que en muchos casos ni siquiera contaba. 

 

De esta forma, el trabajo del asesor se traduce no solo en una reducción de gastos considerable para el cliente, sino que sobre todo, hace que este gane mucho tiempo para dedicarlo a lo que sabe, que es dedicarse a su negocio.

 

Todo el tiempo que el cliente deja de dedicar a la contabilidad, al archivo o a negociar con la Agencia Tributaria, puede emplearlo en sus ventas, en idear nuevas líneas de negocio, o simplemente disfrutarlo con su familia. 

 

Pero por encima de todo, el asesor fiscal y contable es una persona seria que hace su trabajo de forma vocacional y siempre está dispuesto a ayudar al cliente, por lo que se debe buscar una relación de confianza con él. 

 

Una asesoría trata de hacer crecer el negocio de su cliente, maximizando sus beneficios y optimizando sus gastos, de ahí la importancia de decirle siempre la verdad porque sus intereses son los mismos que los de su cliente.  

 

No tiene ningún sentido ocultar ventas, inventarse facturas o mentir sobre aspectos esenciales de la actividad porque a la larga es el cliente el que se va a ver perjudicado y además puede poner en riesgo la relación profesional con su asesor, pero sobre todo puede comprometer la viabilidad futura del negocio. 

 

______________

 

Por lo tanto, consideramos que el trabajo de un profesional de la contabilidad no es sencillo, por lo que no es recomendable que cualquiera sin la formación y la experiencia necesarias se dedique a ello, al igual que consideramos que la remuneración que perciben por dicho trabajo es más que justa, queremos con ello, animar a los autónomos y pequeños empresarios a que confíen la gestión de sus negocios a profesionales del asesoramiento de las asesorías y gestorías. 

¿Tienes una asesoría o gestoría?

Únete a Welink Accountants, la primera comunidad que conecta asesorías y gestorías con clientes