Welink Accountants Welink Accountants
normas-niif

 Las normas NIIF

Welink Accountants

Welink Accountants

Las  Normas de Información Financiera, NIIF, constituyen una norma financiera internacional. Se trata de un lenguaje contable de referencia en el mundo desde 2005 que  permite normalizar los datos contables, como los balances, y mejorar la transparencia de las empresas a nivel internacional.

 

Estas normas son obligatorias para las empresas que cotizan en bolsa y los grupos transfronterizos. De igual forma, facilitan enormemente el comercio entre países. 

 

En este artículo, le explicaremos todo sobre estas normas revolucionarias e indispensables.



¿Qué son las NIIF?

En 1973, los institutos contables de nueve países, entre ellos Francia, decidieron crear el Comité de Normas Internacionales de Contabilidad (CNIC). La misión de este comité es definir los principios contables comunes. 

 

Anteriormente, los intercambios entre países eran especialmente complejos, ya que era necesario informarse sobre el sistema contable de un país o recurrir a un experto antes de plantearse cualquier acción.

 

Las normas internacionales de contabilidad en la Unión Europea se rigen por el Reglamento (CE) 1606/2002 de 19 de julio de 2002.

 

¿Cómo se desarrollan las NIIF?

Las NIIF son creadas por la Fundación de Normas Internacionales de Información Financiera, una organización internacional sin ánimo de lucro. 

 

Además, son elaboradas por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (CNIC) e interpretadas por el Comité de Interpretaciones de las Normas Internacionales de Información Financiera (CINIIF) mediante un proceso transparente y participativo. 

 

Cada cinco años, el IASB realiza una consulta para definir las prioridades internacionales de fijación de las normas. 

 

NIC y NIIF

En 2005 se introdujeron las normas NIIF, las cuales complementan las Normas Internacionales de Contabilidad o NIC. Las NIC fueron el primer intento de crear normas contables en los años 70. 

 

Existen las NIIF 1, NIIF 2, etc., que son las normas de información financiera de las NIIF, y las NIC 1, NIC 2, etc., que son las normas de principios contables de las NIIF.

 

Objetivos de las NIIF

El objetivo de estas normas internacionales es armonizar la presentación de los estados financieros y contables de las empresas mediante un sistema contable uniforme entre los distintos países.

 

Este hecho propicia que el comercio entre países sea más fluido y sencillo. Las empresas pueden proporcionar la información financiera que necesitan los inversores de capital, los prestamistas y otros acreedores para ayudarles a tomar decisiones.

 

Los principios de las NIIF

  • Las NIIF se basan en ciertos principios:
  • la supremacía del fondo sobre la forma ;
  • el enfoque del balance (prioridad del balance sobre la cuenta de resultados)
  • el principio de neutralidad
  • el principio de prudencia;
  • la valoración de los activos y pasivos de la empresa a su valor razonable;
  • la prioridad dada a la opinión del inversor;
  • la importancia dada a la interpretación;
  • la ausencia de textos sectoriales.

 

Los conceptos básicos

Las NIIF se basan en cuatro conceptos:

 

Valor razonable

El valor razonable es un método de valoración de activos utilizado en las NIIF. La NIIF 13 define el valor razonable como "el precio que se recibiría por la venta de un activo o que se pagaría para transferir un pasivo en una transacción en condiciones de igualdad entre participantes en el mercado en la fecha de valoración".

 

En el sistema contable tradicional francés, el valor razonable se percibe de forma diferente. De hecho, en la contabilidad "tradicional", cuando se adquiere un activo, su valor, el coste "histórico", permanecerá idéntico a lo largo del tiempo. El principio del valor razonable significa que el valor del activo cambiará entre el momento en que se adquiere y el momento en que se revende. El objetivo es reconocer una posible pérdida o ganancia del valor del activo y mostrar así a los posibles inversores la realidad "económica" y no "contable" de los activos de la empresa.

 

El importe del valor razonable es, por tanto, el precio de venta neto, menos los costes de venta.

 

El excedente de revalorización

El excedente de revalorización se refiere a la revalorización de los activos materiales y financieros. Esta diferencia está regulada por la NIC 16.

 

Antes de calcular el excedente de revalorización, es necesario calcular el valor neto contable. El valor neto contable (VNC) se calcula a partir del valor bruto de un activo, del que se deduce la amortización. 

El excedente de revalorización es, por tanto, igual al valor razonable, del que se deducirá el valor neto contable. 

A partir de este superávit de revalorización se puede calcular la dotación de los próximos años. Esto se hace dividiendo el valor razonable por el número de años futuros.

 

Valor en uso

El valor de uso es útil para hacer previsiones de flujo de caja según las NIIF. Cuando una empresa tiene previsto adquirir un equipo que generará efectivo, el valor en uso corresponde al valor actual de los flujos de caja futuros que probablemente generará este equipo, que puede ser un activo o una UGE (Unidad Generadora de Efectivo). Este concepto se encuentra en la NIC 36.

 

Devaluación

La NIC 36 aborda la cuestión del deterioro del valor. De hecho, además de la amortización, puede haber un fenómeno de devaluación.

Si hay indicios de que un activo puede estar devaluado, la empresa debe estimar el importe recuperable del mismo. Si el importe recuperable es inferior al valor contable, debe reconocerse una pérdida de valor. El importe recuperable de un activo o una UGE es el mayor entre su valor razonable (menos los costes de venta) y su valor de uso.

 

¿A quiénes afectan las NIIF?

Nacidas en Europa, las NIIF se han implantado en más de 160 países, como Canadá. 

 

Los Estados son libres de aplicar o no las NIIF. En la Unión Europea, las empresas que cotizan en un mercado regulado europeo están obligadas a aplicar estas normas en sus cuentas consolidadas. En Francia, las empresas que no cotizan en bolsa y que presentan cuentas consolidadas también tienen la opción de adoptar estas normas. Sin embargo, las cuentas individuales de las empresas francesas, cotizadas o no, aplican las normas francesas.

 

Aunque cada país tiene su propio conjunto de normas, las NIIF sirven de modelo y países como Francia están avanzando gradualmente hacia su adopción a nivel nacional.

 

Más de 160 países, entre ellos Australia, China, Brasil, Rusia, Arabia Saudí, Japón, Canadá, Armenia, Egipto y Ucrania, han adoptado las NIIF total o parcialmente. 

 

¿Pueden las PYME aplicar las NIIF?

En Francia, las PYME pueden optar por utilizar o no las normas internacionales. Sin embargo, para facilitar su uso, se ha establecido un marco de referencia simplificado conocido como "entidades privadas de las NIIF" o "PYME de las NIIF" si optan por esta normalización. Este marco permite eliminar algunas normas que no son relevantes para las pequeñas empresas y les permite utilizar métodos más sencillos, además de reducir los costes de aplicación de las NIIF.

 

Conclusión

Desde los años 70, muchos países han intentado normalizar las normas contables para facilitar el comercio entre países. Con la creación de la Unión Europea, esta necesidad de unidad ha crecido significativamente y ha llevado al desarrollo de las NIIF en 2002.

 

Estas normas se aplican ahora en la Unión Europea e incluso fuera de ella.

¿Tienes una asesoría o gestoría?

Únete a Welink Accountants, la primera comunidad que conecta asesorías y gestorías con clientes