Welink Accountants Welink Accountants
forma-juridica-emprender

¿Qué forma jurídica es mejor para emprender?

Welink Accountants

Welink Accountants

Criterios para seleccionar correctamente la forma jurídica

Lo cierto es que no podemos decir que una alternativa jurídica sea mejor que otra en todos los casos, ni mucho menos. Cualquiera de las opciones disponibles tienen una serie de ventajas y desventajas que tenemos que tener en cuenta. Aunque eso sí, en todos los casos tenemos que analizar la actividad que vamos a realizar y las características del negocio para poder tomar una decisión al respecto.

Tenemos que centrarnos en los siguientes datos:

  • La principal actividad que va a desempeñar la empresa.
  • El número de personas que van a participar y la implicación de cada uno.
  • El capital que se va a aportar.
  • Si es necesario pedir financiación externa y cuáles serán las fuentes.
  • Los trabajadores que habrá que contratar si fuera necesario.
  • El tipo de clientes a los que esté enfocado el negocio, si son clientes finales u otras empresas.

Diferencias básicas entre las formas jurídicas 

Una vez hemos respondido las preguntas anteriores llega el momento de conocer las distintas opciones que tenemos. Hay varias formas jurídicas para emprender y todas son válidas en función de las necesidades de cada negocio. Lo que hay que tener en cuenta es que cada opción tiene diferencias en cuanto a la responsabilidad y la diferenciación entre el patrimonio de la empresa y el personal. De ahí que no tenga nada que ver que todo esté a nombre de una persona física a una jurídica, te contamos las diferencias:

  • Empresario individual. En este caso la responsabilidad de todo lo relacionado con la actividad del negocio recae sobre la persona de manera ilimitada. Las formas jurídicas principales son trabajador autónomo o freelance o sociedad civil particular.
  • Persona jurídica. Nos estamos refiriendo a una entidad que asume los derechos y obligaciones de los socios frente a terceros, por lo que el patrimonio de los participantes en la empresa y la sociedad está totalmente separado. Sin embargo, no todo son ventajas, ya que en este caso los costes y trámites de constitución suelen ser bastante superiores, así como el régimen de cotizaciones. Estas formas jurídicas son sociedad anónima y sociedad limitada.

¿Cuáles son las Formas Jurídicas para crear una empresa?

Como norma general podemos decir que hay 5 formas jurídicas para emprender entre las que podemos elegir, aunque cada una tiene sus particularidades. 

  • Autónomo. En este caso se trata de una actividad que se realiza por una sola persona principalmente y no requiere de un mínimo de capital, como contrapartida  hay que señalar que la responsabilidad es personal y no tiene ningún límite.
  • Sociedad civil particular. Cuando son dos o más personas las que quieren comenzar un negocio en común, una de las opciones comunes es la sociedad civil particular. Las características son básicamente las mismas que las de un trabajador autónomo.
  • Sociedad limitada. En aquellos casos en los que se busca tener una limitación de la responsabilidad y no se quiere hacer una inversión inicial de más de 3.000€ esta es la mejor opción. Es posible crearla con un mínimo de un socio.
  • Sociedad anónima. La diferencia más importante con la sociedad limitada es que el capital social es de mínimo 60.000€ y para poder comenzar es necesario aportar al menos una cuarta parte.
  • Sociedades laborales. Este tipo de sociedades tienen la particularidad de que tienen que estar formadas por un mínimo de 3 personas y 2 de ellas tienen que ser trabajadores de la empresa y poseer en conjunto más de la mitad del capital social.

Conclusión sobre qué forma jurídica es mejor

Aunque nuestro principal objetivo es ayudarte a elegir la mejor forma jurídica para emprender, seguro que ya te has dado cuenta de que no hay una única respuesta. Para poder saber cuál es la mejor opción tienes que analizar pormenorizadamente las necesidades del negocio que vas a poner en marcha y la mejor manera de hacerlo. En ningún caso te aconsejamos fijarte en la parte económica, ya que aunque puede ser determinante, lo cierto es que no debería influir en la responsabilidad como trabajador o empresario. 

 

Para poder tomar la mejor decisión nuestro consejo es que contactes con un asesor de empresas de tu zona. Utiliza el buscador de Welink Accountants y encuentra un profesional a tu medida que pueda asesorarte sobre la forma jurídica más recomendable para tu actividad.

¿Eres una asesoría o gestoría?

Únete a Welink Accountants, la primera comunidad que conecta asesorías y gestorías con sus clientes