Welink Accountants Welink Accountants
gastos-deducibles-para-autonomos-teletrabajo

Gastos deducibles para los autónomos en teletrabajo

Welink Accountants

Welink Accountants

 

Los gastos deducibles son aquellos que son deducibles en la declaración anual del impuesto sobre la renta en relación con la actividad económica, por cuenta propia o por cuenta ajena.

 

Criterios de financiación para estos deducibles:

 

  • Los impuestos deben estar vinculados al monto económico de los autónomos
  • Deben estar sustentados por las facturas correspondientes. En muchos casos facturas o recibos en los que aparece la información fiscal relevante
  • Deben ser registrados por los autónomos en sus correspondientes libros de gastos e inversiones.

 

También son deducibles los gastos de trabajo desde casa, ya sea en la vivienda propia o en la alquilada y/o en una oficina de coworking.


----> Lee aquí cómo inscribirse paso a paso como empresa o como autónomo en la Seguridad Social a través del Código de Cuenta de Cotización (CCC).

 

Los principales gastos de un autónomo

 

El importe varía según el tipo de autónomo:

 

  • Autónomo sin cotización: Según la base de cotización que elijas, tendrás que abonar entre 286,1 € y 1.233,21 € al mes.
  • Empresa independiente: empresa que emplea a más de 10 personas. En esta situación, si declara la base mínima, tendrá que pagar 367,8 € mensuales.

 

Si trabajas por cuenta propia o tienes la intención de trabajar por cuenta propia, estos son algunos de los gastos más comunes a considerar. Los gastos pueden ser fijos o variables:

 

  1. El IVA corresponde a un porcentaje del 21%. El plazo es cada tres meses, hay que reembolsar la diferencia.
  2. El impuesto sobre la renta es un impuesto progresivo que se aplica a las ganancias netas. Normalmente el 7% de los ingresos de los trabajadores autónomos que empezaron a trabajar hace 3 años y el 15% del resto.
  3. Otros gastos como: gastos de agencia, alquiler de locales, vehículos, empleados, etc.

 

Estos son los gastos más habituales correspondientes a los autónomos, pero tras la actual situación, y con la llegada de la pandemia, se cambió por completo la forma de trabajar e incluso los hábitos.

 

En concreto, el teletrabajo en España es un sistema que muy pocas empresas han implantado. Pero después de la pandemia, muchos tuvieron que adaptarse al nuevo sistema de trabajo remoto. Por ello, existen otro tipo de gastos a tener en cuenta a la hora de trabajar como teletrabajador autónomo.

 

¿Cuáles son los gastos deducibles del teletrabajador autónomo?

 

Además de los costos fijos asociados con el impuesto sobre la renta, hay una serie de factores a considerar, ya que los costos son diferentes a los que estamos acostumbrados.

 

Es importante considerar el gasto en alojamiento, servicios públicos, suministros y otros:

 

La casa

 

La vivienda es el factor que nos puede resultar menos problemático. Sin embargo, varía según se trate de alquiler o condominio.

 

En el caso de un apartamento alquilado, se puede descontar el porcentaje del apartamento que se utiliza para la actividad.

 

Un ejemplo práctico: si pagas 400 € de alquiler, la casa tiene 100 m2 y usas 25, puedes descontar 100 € de estos gastos (25%). En esta situación, debes pedirle a tu arrendador que firme dos contratos de alquiler, el primero como contrato individual y el segundo como lugar de trabajo.

 

Puedes deducir los gastos generales, la depreciación de la vivienda, los intereses hipotecarios, el seguro de la vivienda y todos los demás impuestos relacionados con la vivienda por trabajar en una vivienda de tu propiedad.



Gastos por suministros para el hogar

 

Los gastos de luz, agua, teléfono e internet son los gastos deducibles que causan mayores problemas a los autónomos.

 

Primero, se observa que para tener en cuenta este factor debe dividirse y tener dos contadores diferentes. Ésta es la principal razón del problema de poder desglosar y clasificar este gasto. Además, el aumento de las restricciones en esta área dificulta la obtención de ventajas reales al ahorrar facturas y deducciones por esta parte.

 

Para quienes realizan su trabajo vía telemática, se recomienda que adopten nuevos hábitos en cuanto a teletrabajo, salud y consumo en el hogar. De esa manera, puedes guardar tus facturas incluso si tienes la opción de deducir esos gastos.

 

Por otro lado, se debe tener en cuenta la ejecución pactada contractualmente, entre otras cosas, esto puede suponer un gran ahorro en la factura de la luz y en la eficiencia energética de la casa.

 

Alquiler del espacio de coworking



Si prefieres alquilar un espacio de coworking, las ventajas ya son conocidas, pero una de las formas más importantes de ahorrar dinero es poder descontar un alto porcentaje para la tesorería.

 

Hacienda ofrece mayores beneficios para quienes buscan reemplazar sus oficinas tradicionales con áreas comunes.

 

¿Cuántas exenciones fiscales obtienes si trabajas en un espacio de coworking?

 

Suponiendo que las oficinas de coworking se parecen más a las oficinas tradicionales que al teletrabajo desde casa, el Departamento del Tesoro ofrece muchos más campos de deducción de impuestos sobre la renta de los que es posible cuando se trabaja desde casa.

 

Además de los gastos deducibles habituales, se pueden deducir los siguientes:

Gastos de formación, telefonía móvil de la empresa, dietas, gastos de viaje, vehículos y gastos relacionados con las cotizaciones a la seguridad social de los trabajadores asalariados y sus empleados.

 

Puedes deducir todos los pagos mensuales de la factura de coworking de tu alquiler.

¿Tienes una asesoría o gestoría?

Únete a Welink Accountants, la primera comunidad que conecta asesorías y gestorías con clientes