Welink Accountants Welink Accountants
impuestos-especiales-Agencia-Tributaria/

¿Cuáles son los impuestos especiales de la Agencia Tributaria? | Welink Accountants

Welink Accountants

Welink Accountants

¿Cuáles son los impuestos especiales de la Agencia Tributaria?

Con la incorporación de España a las instituciones de la entonces llamada Comunidad Económica Europea, se produjo un gran cambio en las figuras impositivas vigentes hasta la fecha, afectando especialmente a la llamada imposición indirecta.

 

Desde el momento en el que un Estado accede a la Unión Europea, le es de aplicación el derecho comunitario, y uno de los pilares fundamentales del mismo es la libre circulación de personas, bienes, y servicios. A efectos prácticos, esto se tradujo en la eliminación de las  fronteras interiores entre los Estados miembros, por lo que los productos que circulen entre ellos ya no deben liquidar derechos aduaneros por no darse el supuesto de hecho de una importación de bienes.

 

Por tanto, se hacía necesaria una profunda modificación de la imposición indirecta, basada en lo que a la circulación intracomunitaria se refiere, en un modelo que consistía en la realización de ajustes fiscales en las fronteras.

 

La existencia de un modelo de imposición indirecta común para toda la Unión Europea, se traduce en la existencia de una normativa armonizada. ¿Qué significa esto? Que la regulación debe ser común para todos, evitando distorsiones a la competencia y permitiendo que los impuestos se recauden por los estados en los que se produce el consumo. 




¿Qué son los impuestos especiales?

 

Los impuestos especiales (“accisas”, según la normativa comunitaria) son impuestos sobre una serie de consumos específicos que gravan el consumo de unos determinados bienes, además de lo que lo hace el IVA en su condición de impuesto general indirecto. 

 

El art 1.1 de la ley 38/1992, los define de la siguiente forma:

 

“Los impuestos especiales son tributos de naturaleza indirecta que recaen sobre consumos específicos y gravan, en fase única, la fabricación, importación y, en su caso, introducción, en el ámbito territorial interno de determinados bienes, así como la matriculación de determinados medios de transporte, el suministro de energía eléctrica y la puesta a consumo de carbón, de acuerdo con las normas de esta Ley.”

 

La existencia de este  gravamen se justifica en que el consumo de los bienes que son objeto de estos impuestos genera unos costes sociales, no tenidos en cuenta a la hora de fijar sus precios privados, que deben ser sufragados por los consumidores, mediante una imposición específica que grave selectivamente estos consumos, cumpliendo, además de su función recaudatoria,  finalidades extrafiscales, siendo instrumento de las políticas sanitarias, energéticas, de transportes, de medio ambiente, etc.

 

Los impuestos especiales están regulados en España por la ley 38/1992, de 28 de diciembre, desarrollada reglamentariamente por el Real Decreto 1165/1995 de 7 de julio, modificado por el  Real Decreto 774/2006, de 23 de junio.  

 

¿Qué impuestos especiales existen en España? 

 

Según el art 1.2 de la Ley 38/1992 de 28 de diciembre: “ Tienen la consideración de impuestos especiales los Impuestos Especiales de Fabricación, el Impuesto Especial sobre la Electricidad, el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte y el Impuesto Especial sobre el Carbón”.

 

Dentro de los impuestos especiales de fabricación se encuentran:

 

-Impuestos especiales sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas, que se subdividen en cuatro grupos:

  • El impuesto sobre la cerveza.
  • El impuesto sobre el vino y bebidas fermentadas.
  • El impuesto sobre productos intermedios.
  • El impuesto sobre el alcohol y bebidas derivadas.

 

-El impuesto sobre hidrocarburos.

 

-El impuesto sobre las labores del tabaco.

 

Además hemos de citar otro impuesto indirecto que grava consumos específicos, aunque no se define propiamente como un impuesto especial: El impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos ( IVMDH).  

 

Naturaleza y características

 

Los impuestos especiales se caracterizan por ser indirectos, ya que su hecho imponible representa una manifestación indirecta de capacidad económica recayendo sobre el consumo y no sobre la renta. Además son reales porque su hecho imponible no se define en relación con una persona determinada, instantáneos porque se devengan en cada operación. 

 

Por último podemos decir que son objetivos al no tener en cuenta las circunstancias personales del sujeto para determinar la deuda tributaria. y monofásicos  ya que someten a gravamen tan solo una fase en el proceso de comercialización (su fabricación o su importación).



 Hecho Imponible

 

Los impuestos especiales gravan la fabricación e importación de los productos objeto de los diferentes elementos sujetos a tributación, siempre que dicha fabricación e importación se realicen dentro del ámbito territorial comunitario.

 

En el caso de importación de bienes sujetos a tributos especiales de fabricación( alcohol y bebidas alcohólicas, hidrocarburos y labores del tabaco) se permitirá el régimen suspensivo en las siguientes circunstancias: 

 

- Durante el tiempo en que dichos productos no salgan de la fábrica donde se han obtenido o del depósito fiscal donde se almacenen. 

 

- Cuando se produzca transporte entre fábricas y depósitos fiscales, aunque el mismo se lleve a cabo por Estados comunitarios diferentes

 

De esta forma, siempre y cuando  los bienes se encuentren dentro del régimen suspensivo, se evita la aparición de los gastos financieros que surgen como consecuencia del desfase temporal existente entre la realización del hecho imponible y el momento en que el producto se pone a disposición del consumidor. 

 

Devengo de los impuestos especiales  

 

Aunque los Impuestos Especiales de Fabricación gravan el proceso de fabricación o importación,naciendo así el  hecho imponible, el devengo no se lleva a cabo hasta que los productos se ponen a disposición de los consumidores. De este modo se evita la aparición de gastos financieros para los productores de bienes. 

 

¿Cómo se determina la base imponible?

 

Las bases imponibles están constituidas, normalmente, por unidades físicas tales como el peso, el volumen u otras. Cuando se trata de volúmenes, la ley precisará la temperatura a la que deben efectuarse las mediciones, habida cuenta la interrelación que existe entre temperatura y volumen de los líquidos (gasolinas, alcoholes, etcétera).

 

El hecho de que las bases imponibles de los impuestos especiales de fabricación, con las excepciones de los que recaen sobre las labores del tabaco y la electricidad, estén constituidas por unidades físicas provoca que los tipos impositivos no sean siempre ad valorem (en función del valor de los productos), sino específicos en su mayoría, es decir, tantos euros por unidad.

 

Con carácter general la determinación de la base imponible se realizará en régimen de estimación directa, aplicando los tipos impositivos vigentes en el momento del devengo.

 

Los sujetos pasivos han de  repercutir el importe de las cuotas resultantes de la aplicación del tipo a la base, sobre los adquirentes de los productos objeto de los impuestos especiales de fabricación, quedando éstos obligados a soportarlas.

 

Sujetos pasivos

 

Son sujetos pasivos y, por lo tanto, contribuyentes de los Impuestos Especiales de Fabricación, dependiendo de cuando se devengue el impuesto:

 

-Los depositarios autorizados, siempre que el devengo del impuesto se produzca en el momento en que el bien salga de la fábrica o del depósito fiscal, o con ocasión del autoconsumo de los bienes.

 

-Las personas que resulten obligadas al pago de la deuda aduanera, si el devengo se produce como consecuencia de una importación o de la salida de una zona franca.

 

-Los destinatarios registrados y receptores autorizados, cuando el impuesto se devengue en el momento de la recepción del producto gravado.

 

A su vez serán sujetos pasivos, en calidad de sustitutos del contribuyente, los representantes fiscales y quienes realicen el suministro de gas natural a título oneroso.




¿Cuál es el ámbito de aplicación para estos impuestos?

 

Al hablar del ámbito territorial de aplicación de los impuestos especiales (IIEE)  se debe distinguir entre:

 

Ámbito territorial comunitario: El constituido por el territorio de la Comunidad (definido en el Tratado Constitutivo de la CE) con algunas "exclusiones" y con algunas "inclusiones", en relación con este aspecto debemos destacar que se excluyen de dicho territorio comunitario   Canarias, Ceuta y Melilla.

 

Ámbito territorial interno: Es el territorio en que resulta de aplicación la normativa interna española sobre IIEE. Este ámbito definido en el artículo 3.° de la Ley, no es uniforme ya que no en todo el territorio nacional, rigen los mismos IIEE:

 

- Los IIEE armonizados se exigirán en todo el territorio español salvo Canarias, Ceuta y Melilla. Por tanto, se exigen como impuestos comunitarios.

 

- En Canarias son aplicables los IIEE que gravan la cerveza, los productos intermedios, el alcohol y las bebidas derivadas como impuestos españoles.

 

- El IE de la electricidad es exigible en todo el territorio nacional, por lo que se exige también como impuesto español.

¿Tienes una asesoría o gestoría?

Únete a Welink Accountants, la primera comunidad que conecta asesorías y gestorías con clientes